Bolso boquilla Gala

Bolso de boquilla curva con motivos florales grabados color oro envejecido y cierre coronado por dos bolas negras. Cosido a mano con hilo de bordar amarillo.

Elaborado con ante negro de lunares del mismo color y cosido con hilo de cera amarillo.

Interior forrado con gasa negra y logo LoveCraft bordado a mano.

Cadena de 88 cms. para llevar de lado combinada con ante en la zona del hombro.

Artículo único, sólo existe una copia de este bolso.

6 horas de trabajo.

Precio: 45,00 €

 

Gala (Kazán, Rusia, 1894 – Portlligat, Girona, 1982)

Esposa y musa de Salvador Dalí, Gala —cuyo verdadero nombre era Elena Ivanovna Diakonova— fue una mujer misteriosa y de gran intuición, que supo reconocer el genio artístico y creador allí donde existía y que, a lo largo de su vida, se relacionó con numerosos intelectuales y artistas.

«Llamo a mi esposa: Gala, Galuchka, Gradiva (porque ha sido mi Gradiva); Oliva (por el óvalo de su rostro y el color de su piel); Oliveta, diminutivo catalán de oliva (aceituna); y sus delirantes derivados: Oliueta, Oriueta, Buribeta, Buriueteta, Suliueta, Solibubuleta, Oliburibuleta, Ciueta, Liueta. También la llamo Lionette, porque ruge, cuando se enoja, como el león de la Metro-Goldwyn-Mayer; Ardilla, Tapir, Pequeño Negus (porque se parece a un animado animalito selvático); Abeja (porque descubre y me trae todas las esencias que se convierten en la miel de mi pensamiento en la atareada colmena de mi cerebro). Me trajo el raro libro de magia que debía nutrir mi magia, el documento histórico que probaba irrefutablemente mi tesis cuando estaba en proceso de elaboración, la imagen paranoica que mi subconsciente deseaba, la fotografía de una pintura desconocida destinada a revelar un nuevo enigma estético, el consejo que iba a salvar del romanticismo una de mis imágenes demasiado subjetivas. También llamo a Gala Noisette Poilue-Avellana Vellosa (a causa del finísimo vello que cubre la avellana de sus mejillas); y también «campana de piel» (porque lee para mí en voz alta durante las largas sesiones de mi pintura, produciendo un murmullo como de campana de piel, gracias al cual aprendo todas las cosas que, sin ella, no llegaría a saber nunca).

Fuente:http://www.salvador-dali.org/

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría, Tienda: Costura - Bolsos de Boquilla. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>